Inicio   Contacto
 
 
 
 
 
Número actual Secciones Archivo Regístrese Artículos en prensa Destacados Links útiles Soporte académico Reglamento Publicar artículo Autoridades
 
 
 
         
  Buscar  
         
 
   
 
     

Año 2013 Volumen 4 Número 01

Exclusión de aneurisma esplénico gigante con técnica de catéteres mother-in-child en paciente de alto riesgo quirúrgico

Pauletto R1, Mieres J1, Incarbone A1, García A1, Santaera O1

1. Sanatorio Las Lomas de San Isidro, Buenos Aires, Argentina.

Revista Argentina de Cardioangiología 2013;4(01 ):0062 -0065

 
 
Enviar por mail   Imprimir

 
  • Resumen
  • Articulo
  • Bibliografia
  • Descargar PDF
     
 

Los aneurismas abdominales son frecuentes y los aneurismas de la arteria esplénica son los terceros en prevalencia después de los aórticos e ilíacos, predominan en las mujeres y su causa es multifactorial. Cuando estos alcanzan un tamaño mayor a 2 cm tienen alta tasa de morbi-mortalidad.
Presentamos el caso de una paciente con aneurisma mayor de 5 cm evaluado por tomografía multislice. Por su alto riesgo quirúrgico se decide la exclusión por vía percutánea, debido a la dificultad planteada en su abordaje y en acceder a la misma se usa técnica de catéteres mother-in-child. Es resuelto con endoprótesis autoexpandible recubierta Gore Via Bahn (Gore, Arizona, EE.UU.), que presentó excelente navegabilidad para este aneurisma. En el control ecográfico mostró adecuada permeabilidad.

Palabras clave: aneurisma, stent graft, tratamiento endovascular, aneurisma de arteria esplénica.

 
     
     
 
Figura 1

Haga click para ampliar

Figura 2

Haga click para ampliar

Figura 3

Haga click para ampliar

Figura 4

Haga click para ampliar

Figura 5

Haga click para ampliar

 

Introducción

Los aneurismas de la arteria esplénica son una condición poco frecuente, pero que conllevan un potencial riesgo letal. Representan el tercer aneurisma abdominal más prevalente luego del aneurisma de aorta y de las arterias iliacas. Se presentan en mayor frecuencia en mujeres, en relación 4:1 con predilección en multíparas. Su etiología es desconocida, influyendo múltiples factores de comorbilidad. Los síntomas más frecuentes son dolor abdominal en hipocondrio izquierdo, náuseas y vómitos, hasta cuadros de hiperesplenismo. Ante el riesgo de ruptura, las opciones de tratamiento son la cirugía abierta, la cirugía laparoscópica y el tratamiento endovascular por vía percutánea; esta última es una de las metodologías más empleadas actualmente por su bajo riesgo quirúrgico y los buenos resultados alcanzados con altas tasas de éxito, gracias al desarrollo de las tecnologías de adquisición de imágenes y a las mejoras en los materiales necesarios.

Caso Clínico

Se presenta una paciente sexo femenino, de 53 años, con antecedentes cardiovasculares de hipertensión arterial, dislipidemia, cardiopatía isquémica con infarto de miocardio previo en territorio inferolateral. Antecedente de angioplastia primaria a arteria coronaria derecha en contexto de shock cardiogénico, que requirió balón de contrapulsación intra-aórtico por fallo mecánico de ventrículo derecho, por 24 horas. Tuvo buena resolución, presentando al momento de la externación deterioro moderado de la función ventricular. Posteriormente evolucionó con restenosis clínica de arteria coronaria derecha, por lo que se le realizó angioplastia coronaria a tal arteria con stent farmacológico.
A nivel extracardíaco, se destaca el antecedente de cáncer de mama, diagnosticado en 2009 y tratado con cirugía más radioterapia más tamoxifeno. En el año 2010, en posquirúrgico de cirugía traumatológica, presenta tromboembolismo pulmonar, quedando con tratamiento anticoagulante, sin complicaciones.
Hacia 2011, evoluciona con dolor abdominal, en poussés, con síndrome febril prolongado sin foco, detectándose en tomografía multislice de abdomen presencia de múltiples dilataciones aneurismáticas en arteria esplénica, con un aneurisma gigante (> 5 cm) en porción proximal sin evidencia de esplenomegalia (Figura 1), por lo cual se decide su estudio angiográfico selectivo y su eventual resolución. Durante las exacerbaciones de dolor, se le constató caída de hematocrito sin leucopenia.

Se inicia el procedimiento, punzándose arteria femoral derecha, con técnica de Seldiger modificada, colocándose introductor valvulado 6 Fr, por el cual se progresa catéter Cobra 2 sobre cuerda 0.35’’ tipo Magic Torque (Boston Scientifics – EE.UU.), hasta canalizar arteria esplénica, rama dependiente del tronco celíaco, realizándosele arteriografía superselectiva que evidenció aneurisma de arteria esplénica, en segmento distal, de tipo sacular, de más de 5 cm de diámetro (Figuras 2 y 3). Se planea su resolución por vía percutánea. Se progresa la misma cuerda a través de la arteria, transponiendo las ramas gástricas y llegando a las ramas intraesplénicas, identificándose la formación aneurismática. En este momento, se deja el catéter en segmento intraesplénico de arteria esplénica y se intercambia la cuerda por otra cuerda 0.35’’ de alto soporte tipo Amplatz Super Stiff (Boston Scientifcs – EE.UU.), para lograr mayor coaxialidad. Posteriormente, se progresa catéter-introductor Destination 7 Fr (Terumo - Japón) más catéter guía Heartrail ST01 5 Fr (Terumo - Japón), con técnica mother-in-child, hasta quedar su extremo distal abocado en la formación aneurismática. Sobre cuerda, se avanza una endoprótesis recubierta autoexpandible Gore Via Bahn 5.0 × 50 mm (Gore, Arizona, EE.UU.), que es liberada en arteria esplénica, lográndose la correcta exclusión del saco aneurismático y la permeabilidad de la arteria (Figuras 4 y 5).
La paciente presenta buena evolución intraoperatoria y posoperatoria, continuando con doble esquema de antiagregación plaquetaria con aspirina más clopidogrel, más su medicación habitual.
Actualmente la paciente evoluciona asintomática, al control de los 30 días, con eco-Doppler vascular con evidencia de stent permeable a nivel de arteria esplénica corroborándose la correcta exclusión del saco aneurismático.
Discusión

Los aneurismas de la arteria esplénica son infrecuentes, pero conllevan cierto grado de letalidad como consecuencia de su principal complicación, que es la ruptura. La incidencia en la población general varía entre el 0,1 y el 10%, con franca prevalencia en las mujeres por sobre los hombres (relación 4:1). Entre los aneurismas abdominales, ocupan el tercer lugar en frecuencia de presentación, luego de los aneurismas de aorta abdominal y de las arterias iliacas. Se lo define como toda dilatación mayor a 1 cm de diámetro de la arteria esplénica. Suelen ser asintomáticos, pero pueden cursar con dolor abdominal, fiebre o síndrome de hiperesplenismo, con esplenomegalia, disminución de cifras de hematíes y leucocitos, y aparición de elementos inmaduros en sangre periférica, por hiperreactividad medular. Cuando se diagnostica en contexto de alguno de estos síntomas, su intervención está indicada en todos los casos, mientras que en los asintomáticos, cuando el diámetro del mismo es mayor a 2 cm, aumenta francamente el riesgo de rotura, con una mortalidad de entre el 25 y el 70%, según la presencia de comorbilidades.
La etiología de los aneurismas es desconocida; influyen en su aparición factores de riesgo como la ateroesclerosis, eventos hormonales, el embarazo, fenómenos degenerativos como la fibrodisplasia medial, traumas y la hipertensión portal. Históricamente, el pilar del tratamiento fue la intervención quirúrgica, pero el desarrollo de mejores técnicas de diagnóstico, tanto no invasivas como mínimamente invasivas, permitió la expansión y consolidación del tratamiento por vía percutánea.
El tratamiento convencional puede incluir o no la esplenectomía, la remoción del aneurisma, la ligadura proximal y distal de la arteria esplénica con o sin resección del aneurisma, y la ligadura transaneurismática. Presenta una tasa de complicaciones cercana al 9%, con una mortalidad asociada del 1,3%. El abordaje es por vía retroperitoneal, ya sea anterior o lateral. Como alternativa, surgió la cirugía laparoscópica, con buenos resultados, pero ella requiere cirujanos de experiencia y ecografía intraoperatoria. Desde fines de 1970, la aplicación de embolización transcatéter viene en franco aumento, con tasas de éxito cercanas al 95%, gracias a, por un lado, las técnicas de adquisición con sustracción digital que, en conjunto con las nuevas generaciones de equipos de angiografía, permiten adquisiciones rotacionales y reconstrucciones tridimensionales, y por el otro, al desarrollo de materiales como catéteres y dispositivos de exclusión. Es considerada actualmente como la primera línea de tratamiento para los pacientes asintomáticos incidentales. Entre los agentes disponibles para la embolización, se destacan: gelatina, coils de acero, trombina o histoacril, mientras que la exclusión requiere la utilización de stents recubiertos. Las complicaciones de la técnica son, principalmente, la embolización por migración del agente y la rotura del saco aneurismático. El fracaso del procedimiento puede deberse cuestiones técnicas, que requieren la correcta planificación preoperatoria.
Se decide el tratamiento endovascular con exclusión del saco aneurismático con un stent autoexpandible recubierto, procedimiento que ha demostrado altas tasas de éxito y bajos índices de complicaciones.

Conclusiones

Los aneurismas esplénicos se presentan en forma no infrecuente, con tasas de eventos mayores no despreciables. En pacientes con alto riesgo quirúrgico, la morbimortalidad es menor cuando la resolución se realizada por vía percutánea. Presentamos el caso de la resolución endovascular de un aneurisma esplénico mayor de 5 cm con endoprótesis cubierta autoexpansible en paciente de alto riesgo, con buena evolución angiográfica y clínica, utilizando la técnica de catéteres mother-in-child para acceder al mismo.

Abstract

Abdominal aneurysms are common, splenic artery aneurysms are the third in prevalence after aortic and iliac, women dominate and its cause is multifactorial. When they reach a size greater than two cm have high morbidity and mortality.
We report a patient with aneurysm greater than 5 cm evaluated by multislice CT. Its high surgical risk exclusion was decided percutaneously, due to the difficulty in accessing the aneurysm; catheters used the technique of “mother in child”. Is solved with self-expanding stents coated Via Bahn Gore (Gore, Arizona-USA), who presented excellent navigability for this aneurysm. At present month ultrasound guidance adequate permeability.

Key words: aneurysm, stent graft, endovascular treatment, splenic artery aneurysm.

 
     
     
 
  1. Bedford P, Lodge B. Aneurysm of the splenic artery. Gut 1960 Dec; 1:312-320.
  2. Dave SP, Reis ED, Hossain A, Taub PJ, Kerstein MD, Hollier LH. Splenic artery aneurysm in the 1990s, Ann Vasc Surg 2000;14(3):223-229.
  3. Babb RR. Aneurysm of the splenic artery. Arch Surg 1976;111(8):924-925.
  4. Karaman K, Onat L, Sirvanci M, Olga R. Endovascular stent graft treatment in a patient with splenic artery aneurysm. Diagn Inter Radiol 2005;11(2):119-121.
  5. Tulsyan N, Kashyap V, Greenberg R, Sarac T, Clair D, Pierce G, Ouriel K. The endovascular management of visceral artery aneurysms and pseudoaneurysms. J Vasc Surg 2007;45(2):276-283.
  6. Balderi A, Antonietti A, Ferro L, Peano E, Pedrazzini F, et al. Endovascular treatment of visceral artery aneurysms and pseudoaneurysms: our experience. Radiol Med 2012 Aug;117(5):815-830.
  7. Abraham RJ, Illyas AJ, Marotta T, Casey P, Vair B, Berry R. Endovascular exclusion of a splenic artery aneurysm using a pipeline embolization device. J Vasc Interv Radiol 2012 Jan;23(1):131-135.
  8. Xin J, Xiao-Ping L, Wei G, Jiang X, Hong-Peng Z, et al. The endovascular management of splenic artery aneurysms and pseudoaneurysms. Vascular 2011 Oct;19(5):257-261.
  9. Góes Junior AM, Góes AS, de Albuquerque PC, Palácios RM, Abib S de C. Endovascular treatment of giant splenic artery aneurysm. Case Rep Surg 2012;2012:964093. doi: 10.1155/2012/964093. Epub 2012 Dec 17.
  10. Guillon R, Garcier JM, Abergel A, Mofid R, Garcia V, Chahid T, Ravel A, Pezet D, Boyer L. Management of splenic artery aneurysms and false aneurysms with endovascular treatment in 12 patients. Cardiovasc Intervent Radiol 2003;26(3):256-260.
  11. McDermott VG, Shlansky-Goldberg R, Cope C. Endovascular management of splenic artery aneurysms and pseudoaneurysms. Cardiovasc Intervent Radiol 1994;17(4):179-184.
  12. Mandel SR, Jaques PF, Sanofsky S, Mauro SA. Nonoperative management of peripancreatic arterial aneurysms. A 10-year experience. Ann Surg 1987;205(2):126-128.
 
     
 

Subir



 
Enviar por mail   Imprimir
 
     
 

Artículos publicados en este número

Revista Argentina de Cardioangiología Intervencionista: Entrando a su cuarto año
escrito por Alfredo E. Rodríguez y cols.


Consenso: Utilización de Medios de Contraste Radiológicos Vasculares Diciembre 2008-2012 | Parte 2

escrito por AAAeIC, CACI, SAN, SAR, HIBA


Trans-catheter aortic valve implantation (TAVI) in the catheterization laboratory: challenges and problem solving

escrito por Rajesh Dandale y cols.


Escenarios clínicos de la estenosis aórtica

escrito por Pablo G. Stutzbach


Tratamiento de la hemoptisis por vía percutánea: anatomía, fisiopatología, nuevas técnicas, prevención de complicaciones

escrito por Alberto Tamashiro y cols.


Resultados intrahospitalarios de los pacientes con enfermedad coronaria tratados con angioplastia en el país. Registro Argentino de Angioplastia Coronaria (RAdAC)

escrito por C. Fernández Pereira y cols.


Embolia coronaria secundaria a cardioversión eléctrica

escrito por Fernández Recalde ML y cols.


Exclusión de aneurisma esplénico gigante con técnica de catéteres mother-in-child en paciente de alto riesgo quirúrgico

escrito por Pauletto R y cols.


 
     
 
   
     
  Autor responsable  

 

Ricardo Pauletto

Ver la totalidad de articulos escrtos por el autor responsable

Enviar comentario al autor

 

Otros artículos de la sección

Caso Clínico

 
     
 
  Descargar el archivo PDF correspondiente al:
Número 01 del año 2013 completo
 

 

 

 

 

 

 
 
     
 
     
  Artículos Número actual, Secciones, Archivo, Artículos en prensa.
Informacion institucional
Soporte académico, Reglamento, Publicar artículo, Autoridades.
Otros Regístrese, Links útiles,Contacto.
 
     
 
     
 
     
 

© Colegio Argentino de Cardioangiología Intervencionista
__Revista Argentina de Cardioangiología ISSN 2313-9307 (en linea)

Este proyecto editorial en sus versiones digital y gráfica es producido por Publicaciones Latinoamericanas S.R.L.
Piedras 1333 2° C (C1240ABC) CABA | Argentina | tel/fax (5411) 4362-1600 | info@publat.com.ar | http://www.publat.com.ar